Relojes alemanes. Todas las marcas y su historia

Cuando nombramos Alemania lo primero que se nos viene a la cabeza no son los relojes alemanes, sino más bien su industria automovilística, sus festivales de beber cerveza y las salchichas de frankfurt, pero lo cierto es que los alemanes también son conocidos por la calidad que imprimen en sus productos, entre ellos los relojes.

Igual que los coches que fabrican, los relojes alemanes son fruto de la eficiente ingeniería alemana y un diseño práctico y funcional. Por ello no es de extrañar que ofrezcan una amplia variedad de relojes para todos los gustos y bolsillos, llegando a rivalizar con los mismísimos relojes suizos.

Por lo general solemos pensar que en términos de relojería avanzada los suizos van a la cabeza, y así ha sido durante cientos de años, pero también es cierto que durante las últimas tres décadas,  Alemanía se ha convertido en un importante productor de relojes.

De hecho, actualmente son el quinto país en exportación de relojes, después de China, Francia, Hong Kong y Suiza. Y es que ya son más de 100 las empresas que con sus miles de empleados se emplean a fondo día a día para que los relojes alemanes sigan llegando a las tiendas desde los principales centros de producción en Glashütte y Pforzheim.

Historia de los relojes alemanes

La industria relojera alemana ha sufrido numerosos altibajos en los últimos 100 años, debido fundamentalmente a las guerras acontecidas durante el siglo XX, en las que Alemania, por desgracia, tuvo un papel protagonista. Si bien aún con una historia tan convulsa, los alemanes han conseguido hacer crecer su economía hasta ser las más grande de Europa y estar entre las cuatro principales del mundo.

Paralelamente, los relojes alemanes también han sufrido sus altibajos, aunque siempre han destacado dos ciudades famosas por su relojería precisa y de calidad: Glashütte y Pforzheim. Ciudades cuya industria relojera floreció antes de la Guerra y que ha conseguido recuperarse después de ella, para seguir siendo los centros de producción más punteros de la actualidad.

Glashütte

“El tiempo vive en Glashütte”, reza un letrero a la entrada de la ciudad alemana, y así ha sido desde que Ferdinand Adolph Lange estableciera en la zona su fábrica de relojes, la cual supondría el inicio de una particular revolución industrial relojera en la zona. Walter Lange, el relevo generacional

Lange, que había adquirido su experiencia en el extranjero trabajando para el relojero austriaco Joseph Thaddäus Winnerl, tuvo la visión de transformar un pueblo sumido en la miseria, en un centro relojero altamente especializado a la altura de los ya existentes en suiza, francia o inglaterra.

Así fue como el maestro relojero obtuvo el apoyo del ministerio del interior sajón, para fundar un pequeño taller y contratar a 15 aprendices, donde gracias a su ingenio fueron los primeros en idear una serie de innovaciones para los relojes alemanes que aún hoy siguen en uso, tales como el tourbillon volante o la famosa placa de tres cuartos.

Pero Lange no solo innovó creando piezas para sus diseños, sino que también mejoró los procedimientos de trabajo, introdujo maquinaria moderna en las instalaciones y adoptó un sistema métrico más eficiente y lógico para la industria relojera.

Con todo Glashütte pasó de ser una ciudad pobre, a la Silicon Valley alemana de la época en lo que se refiere a relojes, llegando incluso a descubrir un nuevo tipo de metal para fabricar resortes de equilibrio: el Nivarox.

Por desgracia con la llegada de la guerra la ciudad fue golpeada con fuerza. Lange llegó a ser uno de los maestros relojeros creadores de los famosos relojes Flieger para la Luftwaffe, pero como todos sabemos los alemanes fueron derrotados y los rusos tomaron gran parte de los equipos que poseía en Glashütte retrasando su avance, aunque para entonces los relojes alemanes ya se habían ganado su reputación mundial.

En la actualidad los relojes alemanes de Glashütte están considerados entre los mejores del mundo, no solo por su alta tecnología, sino tambien por su diseño. La revolución que un día comenzó Lange ha dado lugar a marcas de lujo muy codiciadas en todo el mundo como A.Lange & Söhne, Glashütte Original y Nomos Glashütte.

talleras de lange & Söhne

Pforzheim

Paralelamente Pforzheim también contribuyó al desarrollo industrial de los relojes alemanes y es que desde la ciudad ha estado volcada con la fabricación de joyas y relojes desde hace más de 200 años.

Todo comenzó con Jean Francois Autran un relojero francés que  en la década de 1790 decidió construir una fábrica de relojes en un orfanato, con la idea de ofrecer a los huérfanos la posibilidad de aprender nuevas y útiles habilidades, así como de atraer nueva industria a la zona.

Esto permitió que la ciudad se convirtiera en una fuente constante de relojeros de talento. Trabajadores que a mediados del XIX comenzaron a sindicalizarse y crear nuevas escuelas de relojería. Poco después los relojes de pulsera se pusieron de moda y las marcas de relojes alemanes actuales que hoy conocemos comenzaron a forjarse su lugar en la historia.

reloj flieger stowa moderno

Si bien fueron dos grandes factorías relojeras las que hicieron que Pforzheim historia en la década de 1920: Laco y Stowa. Sobre todo la primera con Ludwig Hummel al mando, y responsable de la creación de Durowe, una fábrica de mecanismos de precisión que abasteció a buena parte de la industria relojera alemana de la época (incluida Stowa) reduciendo la necesidad de importar mecanismos suizos.

Por desgracia la guerra también sacudió a Pforzheim, y su producción de relojes fue detenida para que las fábricas pudieran apoyar a la causa alemana produciendo torpedos y fusibles para los cartuchos de artillería. Esto unido a su posición estratégica la convirtió además en un objetivo importante para los aliados, que la atacaron en 1945.

Al terminar la guerra la ciudad pudo recuperar su potencial de fabricación, llegando incluso a fabricar más relojes que antes gracias a las políticas monetarias de la posguerra, enormemente beneficiosas para Stowa y Laco.

Las principales marcas de relojes alemanes

Hay muchas y muy buenas marcas a la altura de los mismísimos relojes suizos, un buen ejemplo de ello son las marcas de relojes alemanes más prestigiosas. Sellos como A.Lange & Söhne o Glashütte Original que poco tienen que envidiarle en lujo y precisión a las marcas suizas más famosas.

Cuando la Unión Soviética bloqueó Alemania, ésto obligó a todos los relojeros de la zona a fabricar sus propias piezas y componentes para reparar sus relojes, creando por la fuerza su propia industria relojera.  Al caer el telón de acero, la industria alemana volvió a recibir suministros del exterior potenciando aún más su crecimiento y dando lugar a algunas de las mejores marcas de relojes que se conocen actualmente.

Actualmente las marcas de relojes alemanes ocupan un lugar destacado junto a las marcas de relojes suizos en el ranking de relojes de alta gama. A continuación te vamos a mostrar las principales o más conocidas.

1. Montblanc

relojes alemanes Montblanc

Puede que Mont Blanc sea más conocida por sus bolígrafos de gama alta, pero esta marca también elabora relojes de lujo. Se trata de una empresa alemana que lleva más de un siglo realizando negocios en el país.

Montblanc comenzó con la producción de relojes en 1997, la cual depende de la experiencia de los relojeros suizos en Villeret y Le Locle, donde se fabrican sus colecciones Star, Timewalker, Sports o Bohème.

La buena reputación de esta marca de relojes alemana se refuerza con Series Villeret 1858 y el Cronógrafo Monopusher Nicolas Rieussec. Además, recientemente Mont Blanc, como Tag Heuer, ha estado produciendo smartwatches de alta gama.

2. Stowa

reloj flieger de Stowa

Con sede en Englesbrand, Stowa es posiblemente uno de los fabricantes más reconocidos de Pforzheim. Fue fundada por Walter Storz una década después de la 1ª Guerra Mundial y pronto se especializaron en la fabricación de relojes automáticos fiables, tanto de pulsera como de bolsillo.

En la actualidad, su propietario, Jörg Schauer sigue teniendo en su poder la histórica marca de mecanismos DUROWE, toda una garantía de fiabilidad.

Uno de sus relojes más famosos es el Flieger, que fue usado por la Luftwaffe durante la guerra y que en la actualidad se sigue fabricando bajo el modelo Airman, una reedición del antiguo Flieger.

3. Glashütte Original

Glashutte Original

Es en Glashütte y sus alrededores donde se reúnen las grandes marcas de relojes alemanes. Glashütte Original surgió como el sucesor legal del GUB (surgida tras la Segunda Guerra Mundial), una vez que Alemania Oriental y Occidental se unificaron en 1990.

La compañía fue capaz de establecer nuevos estándares en la industria con refinamientos como la placa de tres cuartos con acabado en franjas, la pantalla de fecha panorámica patentada y el ajuste fino del cuello de cisne.

Algunos ejemplos de la colección son la fase lunar en la serie Panomatic o la Grande Cosmopolite Tourbillon. Destacan también sus relojes de inspiración vintage, así como la serie femenina de Pavonina y Lady Serenade. 

4. A.Lange & Söhne

reloj aleman Lange & Söhne tourbillon

A.Lange & Söhne se ha convertido en el protagonista entre las marcas de relojes alemanes. La empresa se enorgullece de fabricar nada menos que los mejores relojes del mundo. Una ambición que les lleva a diseñar cada nuevo modelo con una mayor funcionalidad, especialmente en lo que respecta a la legibilidad y el manejo, así como a perfeccionar aún más la precisión.

Después de haberse ensamblado, los relojes de Lange & Söhne reciben los toques finales y luego se vuelven a ensamblar. El fabricante también ha sido capaz de lanzar en los últimos años una serie de relojes de lujo que ya son considerados clásicos, como el Lange 1, Saxonia y el Langematik.

5. Sinn

relojes alemanes Sinn

Hemet Sinn comenzó vendiendo relojes de pilotos y de navegación. Para obtener una ventaja competitiva frente a las empresas relojeras que contaban con un siglo de experiencia, Sinn eliminó al intermediario, vendiendo directamente al cliente final por lo que los precios eran más bajos.

Sinn se estableció en el mercado como una marca destacada que cumplía con las más altas exigencias técnicas. Por ejemplo, el Sinn 142S demostró la funcionalidad de los relojes de pulsera con cuerda automática en un entorno de gravedad cero.

Los relojes de Sinn han sido utilizados por todos, desde astronautas como Reinhard Furrer hasta la unidad de la Marina de la Policía Federal Alemana.

6. Junghans

reloj Junghans

Junghans, uno de los fabricantes más grandes del mundo, pasó por algunos años turbulentos en su comienzo. Sin embargo, en la actualidad puede aprovechar los éxitos que ha cosechado creando una sorprendente cartera de productos que ofrece desde relojes solares a controlados por radio y hasta cronógrafos mecánicos.

Fue en 1956, año en el que la marca comenzó a trabajar con el diseñador de Bauhaus, Max Bill, cuando empezaron a tener su característico y emocionante estilo. Destacan las colecciones Erhard Junghans, Meister o Max Bill.

7. Nomos Glashütte

reloj Nomos Glashütte

Nomos es otra marca que surgió después de la reunificación de Alemania. La compañía adoptó el mismo diseño Bauhaus que Junghans y muchos consideran que el pulcro diseño de los fondos, con pequeños matices y colores únicos, es la principal y llamativa característica de estos relojes.

En la actualidad, los diseños provienen de Berlín pero el fabricante aún opera desde Glashütte. La compañía ha experimentado una gran evolución dentro de la industria relojera gracias a modelos como Tangente, Tertra, Club y Zürich.

8. MeisterSinger

relojes alemanes MeisterSinger

El productor de relojes MeisterSinger lucha contra las convenciones establecidas al liberarse de todo lo superfluo elaborando relojes para lo que originalmente fueron creados: un instrumento capaz de medir el tiempo.

Las características únicas de esta marca de relojes alemana son la división en escala con incrementos de cinco minutos, el cero que acompaña a los números de un dígito y una sola aguja. Su típico diseño, que recuerda a un barómetro, ha recibido numerosas distinciones, incluyendo al Premio de Diseño Red Dot.

9. Mühle Glashütte

relojes Mühle Glashütte

Mühle Glashütte abrió sus puertas por primera vez en 1868. De acuerdo con un plan para la industria relojera en Glashütte de F.A. Lange, el fundador de la empresa, Robert Mühle, suministró a la Escuela Alemana de Relojería instrumentos de medición muy precisos.

En los años noventa el fabricante se había especializado en cronómetros marinos y otros equipos náuticos. Actualmente se dedica a la producción de relojes de pulsera contando con Terranaut, Terrasport, Germanika, Antaria y Teutonias. En 2014 el Cronógrafo Teutonia IIrecibió el prestigioso Premio Goldene Unruh.

10. Union Glashütte

relojes union glashuette

En 1893, Johann Dürrstein, el fundador de Union Glashütte, ofreció a su compañía algunos consejos muy buenos sobre el mundo de los negocios. La misión de la marca sería la de producir relojes tan económicos como fuese posible y, aún así, conservar niveles óptimos de calidad.

Este visionario lema todavía se refleja en las colecciones actuales de Belisar, Viro, Noramis, Seris, Sirona, 1893 y Averin.

 

Otras marcas alemanas de relojes

Actualmente existen más de 80 marcas de relojes alemanes, aunque algunas de ellas aún son poco conocidas o no han tenido el éxito de las principales marcas alemanas. Algunas crean relojes de lujo y piezas de coleccionista pero otras muchas también cuentan con modelos más asequibles. Son las siguientes:

A


  • A. Mantei
  • Alexander Shorokhoff
  • Almanus
  • Archimede
  • Arctos Elite
  • Aristo
  • Askania Uhren
  • Autran & Viala

B


  • Bethge & Söhne
  • Blancier (Lottermann & Söhne)
  • Botta Design
  • Brior Uhren
  • Bruno Söhnle

C


  • Christian Klings
  • Churpfälzische UhrenManufactur
  • C.H. Wolf Glashütte
  • Costro

D


  • Damasko
  • Defakto
  • Deutsche Uhrenfabrik
  • Dievas
  • D. Dornblüth & Söhn
  • D. Malchert Quedlindburg
  • Dugena

E


  • Elysee
  • Erbprinz
  • Erwin Sattler

G


  • Gardé Ruhla Uhren
  • Genesis
  • Genius 1953
  • George J. Von Burg
  • Germano & Walter
  • Guinand
  • Greve Uhrendesign
  • Grieb & Benzinger

H


  • Hanhart
  • Hacher Watches
  • Henschel Hamburg
  • Hummel Uhren

J


  • Jacques Etoile
  • Jochen Benzinger
  • Junkers

K


  • Kaventsmann Watches
  • Kemmner Watches
  • Kienzle Uhren
  • Kronsegler
  • Kudoke

L


  • Laco
  • Lang & Heyne
  • Lehmann Uhren
  • Leinfelder Uhren
  • Leumas Köln
  • Limes
  • Lowin Cologne

M


  • Maximilian
  • Mechanische Zeitinstrumente
  • Mercure
  • Messerschmitt
  • Moritz Grossmann Glashütte
  • M.Schneider & Co

N


  • Nauticfish
  • Neuhaus
  • Nienaber Bünde
  • Niessing
  • Nivrel

O


  • Ornatus Watches

P


  • Philippe Rosen

R


  • Rainer Brand

S


  • Schäuble & Söhne
  • Schauer
  • Schaumburg Watch
  • Stefan Kudoke Watches
  • Sternberg Uhren
  • Steinhart

T


  • Temption Watches
  • Thomas Ninchritz
  • Torsten Nagengast Timeline
  • Tourby
  • Tutima Glashütte

U


  • Uhrenwerft Hamburg
  • UTS München

V


  • Vintage VDB
  • Volker Vyskocil
  • Vollmer

W


  • Walther
  • Wempe
  • Wilhelm Rieber

Z


  • Zeppelin
  • Zib Uhrenatelier

Relojes alemanes automáticos

Los relojes automaticos fabricados en alemania son una combinación excepcional entre fiabilidad, precisión y diseño, lo cual no es de extrañar pues muchos de ellos han sido ensamblados por maestros relojeros en el mismísimo Glashütte.

Auténticas joyas como el  reciente Tourbograph Perpetual Pour le Mérite de A. Lange & Söhne, capaz de combinar tres complejos mecanismos de alta relojería, como el tourbillon, el calendario perpetuo y el cronógrafo o el Chronoscope de Junghans Meister, un ejemplo de fusión entre lo tradicional y los avances modernos en relojería automatica.

Si bien muchos de estos relojes son considerados auténticas joyas con precios de varios miles de euros, como veremos a continuación, aún así podemos encontrar algunos relojes fabricados en alemania de series menos conocidas a precios más asequibles.

Relojes alemanes baratos y asequibles

Si nos alejamos un poco de los grandes hits de la relojería y las piezas de coleccionista, también es posible conseguir relojes alemanes a precios más asequibles. Por supuesto, nos referimos a precios que oscilan entre los 100 y 500 €, nada de relojes a de 30 €, por ese precio solo podemos aspirar a imitaciones chinas. Todo tiene un coste y un buen reloj fabricado en en suelo alemanía merece unos cientos de euros.

A continuación podemos ver los más vendidos y mejor valorados en internet:

Este artículo puede contener enlaces de afiliados. Si haces clic en un enlace de afiliado y compras un producto, podemos recibir una pequeña comisión (sin cargo alguno para ti) que nos ayuda a mantener el blog. Más info.

Última actualización de enlaces e imágenes el 2018-12-16. Los precios y disponibilidad pueden diferir con respecto a los publicados en Amazon.

¿Te ha gustado? ¡Vótalo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Responsable: Agustín Ruiz | Derechos: Tienes derecho al derecho a la rectificación, acceso, supresión, portabilidad, limitación y olvido de tus datos | Finalidad: Moderar los comentarios | Destinatario: No se comunicarán tus datos a persona u organización alguna | Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado | Legitimación: Tu consentimiento expreso | Información adicional: Puedes consultar todas la información detallada sobre la Protección de Datos Personales que hacemos en relojes.wiki en nuestra política de privacidad. +info.